ACAEMI
Recogida de cartuchos de impresora y tóner para su reciclaje

Las enfermedades metabólicas congénitas son afecciones hereditarias relativamente raras (<5: 10.000) causadas por defectos genéticos que conducen a trastornos enzimáticos. La acumulación de sustancias tóxicas en caso de falta de tratamiento puede perjudicar órganos tales como el cerebro.

En muchas ocasiones el tratamiento de estas enfermedades consiste en una estricto control dietético. Habitalmente con una dieta baja en proteínas controlada de por vida o limitada en determinados aminoácidos, azúcares o grasas.

Alimentos básicos como el pan, pasta, galletas, huevos, leche… deben ser reemplazados por productos dietéticos con bajo contenido de proteínas.  Productos especiales a la par que caros, tanto por su composición como por su baja producción.

Sin la terapia nutricional la acumulación de algunas sustancias tóxicas puede conducir a daños neuronales y del sistema nervioso severos.

Para satisfacer las necesidades de proteínas es vital además complementar la dieta con aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales. Para esto hay que tomar varias dosis de fórmulas específicas al día.

Para evitar daños es fundamental su diagnóstico temprano, mediante el cribado neonatal, conocido popularmente como prueba del talón, que por criterios meramente económicos, no incluye a la totalidad de las metabolopatías conocidas, siendo sus consecuencias fatales y más costosas a corto, medio y largo plazo, por su capacidad invalidante.

Por su incidencia la más conocida es la FENILCETONURIA o PKU, aunque se trata de un nutrido grupo, denominando al conjunto con el nombre genérico de OTROS TRASTORNOS METABÓLICOS (OTM): ACIDÉMIAS, HOMOCISTINURIA, JARABE DE ARCE, TIROSINEMIA, ACIDURIA… los que afectan a azúcares (GALACTOSEMIA, FRUCTOSEMIA), grasas (DEFECTOS DE LA OXIDACIÓN DE ÁCIDOS GRASOS), Y DE ORGANELAS CELULARES (MITOCONDRIALES, LISOSOMALES…)

Desde ACAEMI buscamos mejorar la calidad de vida de afectados y familiares, abarcando todos los ámbitos de actuación, haciendo principal hincapié en el control vital que requieren en cuanto a nutrición y dietética y apoyo psicosocial.

Por ello en los comienzos de nuestra asociación lanzamos la campaña de recogida de cartuchos de tinta y toner usados a modo de financiación para lograr nuestra primera meta, la creación de un banco de alimentos autogestionado para asociados y demás afectados de la región, donde conseguir productos alimentarios básicos reduciendo los ya elevados costes propios de su naturaleza inusual y composición especial.

¡Colabora, difunde y recicla!

Lo que a ti no te sirve para nosotros es fundamental.